Otra memoria para la piel

Por Dr. Jorge Soto |

Las nuevas tecnologías permiten un mayor seguimiento y detección de posibles melanomas.

Sumergidos ya en el verano, los especialistas no se cansan de recordar lo malo que es para la piel una exposición prolongada y directa al sol, sobre todo sin usar la protección adecuada. La preocupación es lógica puesto que cada año aumentan un 10% los casos de melanoma cutáneo en el Estado. Este tipo de cáncer de piel, aunque es el menos común de los que existe, es el más agresivo.

La mejora en el diagnóstico, no obstante, cada vez es mejor y la mortalidad por este tipo de tumor no ha sufrido un aumento significativo en los últimos años, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Un dermatólogo es capaz de determinar si un lunar es preocupante y, si se diagnostica como un melanoma en fases precoces, la curación es superior al 95% gracias a una sencilla intervención quirúrgica.

Seguir leyendo